Síguenos en

Actualidad

Nuevo currículo de Educación Primaria en Murcia

Publicado

el

114201-img

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana el nuevo currículo de Educación Primaria, que apuesta por un aumento de las horas lectivas de Lengua Castellana, Matemáticas, Inglés y Enseñanzas Artísticas.

La consejera de Educación, María Isabel Campuzano, destacó al respecto que “el Gobierno de la Región de Murcia ha empleado su 40 por ciento de autonomía para diseñar un currículo en el que los alumnos cursen más horas de áreas como Lengua Castellana, Matemáticas e Inglés y puedan aumentar sus conocimientos en estas áreas fundamentales”.

Este incremento será especialmente relevante en los cursos del primer y segundo ciclo de Primaria, un momento crucial en el que los alumnos deben consolidar aprendizajes esenciales como comprensión lectora, expresión escrita, operaciones de cálculo básicas y técnicas elementales de resolución de problemas. En el tercer ciclo se procurará garantizar una mayor continuidad con los estudios de Educación Secundaria Obligatoria con el fin de mejorar la transición entre ambas etapas para el alumnado.

Asimismo, Campuzano señaló que “el objetivo del Gobierno regional ha sido ofrecer a los alumnos de Primaria una formación de calidad, lo que aumentará su rendimiento en las siguientes etapas”. Además, la consejera indicó que “la Consejería no ha olvidado a los docentes y proporcionará prácticas pedagógicas eficaces para la mejora del rendimiento escolar”.

“Con el nuevo modelo de currículo los alumnos de Primaria de la Región continuarán aprendiendo conocimientos que se cursaban hasta ahora, que la Consejería considera relevantes pero el Ministerio ha omitido”, explicó Campuzano, como el estudio distribución de las aguas en el planeta o las características y tipos de rocas en Ciencias Sociales; la relación entre electricidad y magnetismo en Ciencias Naturales; el Plan lector, Dictados y Plan de escritura en Lengua y Literatura; la construcción y memorización de las tablas de multiplicar o el Sistema de Numeración Decimal en Matemáticas; y la estrategia de compresión en Inglés, entre otros.

La consejera lamentó la “falta de responsabilidad del Ministerio” en no elaborar un real decreto más completo y “con unos contenidos mínimos tan exigentes como los actuales, lo que puede afectar a la capacitación de los alumnos y generar una descompensación entre las diferentes comunidades”.

Educación ha preservado, bajo el criterio de los equipos docentes, la capacidad de usar las calificaciones numéricas a modo informativo, con el objetivo de trasladar la máxima información a las familias y alumnos para realizar un mejor seguimiento del rendimiento académico de estos.

A la vez mantiene la posibilidad de otorgar menciones honoríficas a aquellos alumnos que destaquen por su excelencia académica. Ambas cuestiones desparecían por completo en la regulación realizada del Real Decreto de enseñanzas mínimas aprobado por el Ministerio de Educación.

Campuzano concluyó que este nuevo currículo supone “una apuesta decidida y responsable, dentro de nuestro margen de actuación, por la educación de calidad y en libertad, a diferencia de la que presenta el Real Decreto del Ministerio donde existe un escaso nivel de exigencia para el alumnado y no se recoge ninguna referencia a la transmisión de conocimientos, ni a la formación humanística”.

Área de Profundización Educativa

Las áreas de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales se seguirán estudiando por separado, como hasta ahora. Asimismo, la Educación Artística se desdoblará en las áreas de Educación Plástica y Visual y en Música y Danza.

Educación ha creado una nueva área denominada Profundización Educativa que tiene carácter transversal y que será adaptada por cada centro en el uso de su autonomía pedagógica, con el fin de inculcar en el alumnado hábitos que mejoren la comunicación, la experimentación, la creatividad y la investigación.

Se refuerza también la apuesta por la enseñanza de lenguas extranjeras, con el aumento de las clases de inglés y la enseñanza de una segunda lengua extranjera, como el francés. También se mantiene el respeto hacia asignaturas como la de Religión, que no sufre ninguna disminución de clases lectivas.

Tendencia