Síguenos en

MAGAZINE

Los arqueólogos reanudarán sus trabajos en el yacimiento de San Esteban la próxima primavera

Publicado

el

general

La Junta de Gobierno ha aprobado el texto del Convenio de Colaboración entre el Ayuntamiento de Murcia y la Universidad de Murcia para la investigación científica, formación, puesta en valor y difusión del Yacimiento Arqueológico de San Esteban (Fase 0-4), así como el correspondiente gasto por importe de 69.398,38 euros a favor de la Universidad de Murcia.

Estos trabajos se desarrollarán a través de dos líneas de actuación distintas y complementarias: Por una parte, se llevarán a cabo labores de mantenimiento y conservación de los restos arqueológicos protegidos del conjunto arqueológico de San Esteban, y, por otro, se continuarán las excavaciones arqueológicas en el cementerio y en el Recinto II, dos de los sectores en los que se han realizado trabajos arqueológicos previos en la fase anterior, y se iniciará en un nuevo sector donde podrían encontrarse tiendas

Los trabajos de mantenimiento y conservación de los restos consistirán en la eliminación de gravas y la colocación de geotextiles.

Así, se recoserán las láminas de geotextil que se puedan recuperar, se repartirá la grava extendida en el yacimiento y se reconstruirán aquellas estructuras deterioradas, para asegurar su estabilidad y resistencia.

Además, se procederá a la reposición de la cubierta protectora del geotextil en las zonas donde se considere necesario.

 

Trabajos arqueológicos

La excavación arqueológica proseguirá en el cementerio y en el Recinto II que todavía tienen depósitos arqueológicos de cronología medieval sin excavar

Además se iniciará la excavación arqueológica de una zona que no ha sido objeto de trabajos arqueológicos desde 2009, en la que se podrían localizar unas tiendas.

Los objetivos de las nuevas actuaciones previstas en la Fase 0-4 en el cementerio son:

– Recuperar los restos humanos enterrados en las primeras fases de uso de la maqbara. Su estudio no solo añadirá más información a los datos acerca de la población y de su calidad de vida, sino también en relación con los cambios de normas constructivas que bien pueden estar relacionados con cambios de población en la Arrixaca. Se comenzará en la zona más oriental de esta área de análisis al haberse identificado la campaña anterior hasta tres individuos, no habiéndose excavado por falta de tiempo.

– En la zona de actuación prevista 2 se prevé realizar un sondeo para comprobar si los enterramientos excavados en las cotas más bajas realmente se corresponden con el comienzo del uso de este espacio como cementerio. Este objetivo es fundamental para conocer la potencia real de este espacio arqueológico.

Además se concluirá la excavación de tres zonas del Recinto II, un gran espacio doméstico de 275 m2, que se inició en 2019, y se comenzará en otras dos zonas E5 y E8.

Finalmente, el tercer espacio en el que se van a concentrar los trabajos arqueológicos es el sector ubicado junto a la casa 2 en el que se han identificado unas posibles tiendas.

Los objetivos de estos trabajos arqueológicos en las tiendas serían los siguientes:

§ Excavar hasta los niveles de fundación de las tres salas para definir espacios, identificar sus fases de uso, cronología y usos funcionales.

§ Conocer el sistema hidráulico vinculado a las tres salas a través del registro y la documentación de las distintas canalizaciones asociadas a ellas.

§ Realizar diversos análisis en función de los restos hallados (material cerámico, metálico, vítreo, fauna o restos botánicos) para interpretar el uso de estos espacios.

Los trabajos se reanudarán a partir del mes de marzo o abril, acomodándose los mismos a los correspondientes periodos lectivos de la UMU, facilitando que los alumnos e investigadores puedan realizar sus actividades al tiempo que los arqueólogos trabajan en el yacimiento, ya que la investigación y difusión de los hallazgos es un elemento primordial de esta actuación

 

Síguenos

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Tendencia