Síguenos en

MAGAZINE

La Torre de la Catedral de Murcia se ilumina en la Navidad del 500 aniversario de su construcción

Publicado

el

torre-catedral

La Torre de la Catedral de Murcia se iluminó este martes, de manera especial, en la Navidad del V centenario de su construcción. El Alcalde de Murcia, José Antonio Serrano y el concejal de Cultura, Turismo y Deportes, Pedro García Rex, acompañados por el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes,  asistieron a un espectáculo que pudo contemplarse hasta la medianoche, desde distintos puntos de la ciudad.

 

El edil de Cultura, Pedro García Rex, indicó que “desde el Ayuntamiento de Murcia se ha preparado un evento que se suma a los actos conmemorativos del 500 aniversario de la construcción de la Torre de la Catedral”.  De esta forma, señaló el edil, “hemos querido que la alegría de la Navidad recorra los muros que tantas navidades han visto, para celebrar también la llegada de un año lleno de esperanza”.

 

Para esto proyecto, Mira Digital y el diseñador Jesús Palazón emplearon 3 torres elevadoras de 15 metros, equipadas con la última tecnología led y 25 focos robotizados de gran potencia, que consiguieron iluminar el conjunto de la torre. El espectáculo estuvo amenizado por la voz del tenor Jesús Hernández.

 

Segunda torre de catedral más alta de España

 

La primera piedra de la Torre de la Catedral de Murcia se colocaba el 19 de octubre de 1521, durante el reinado de Carlos V y siendo obispo de la Diócesis el Cardenal Mateo Lang.

 

La participación en el siglo XVI de artistas italianos como Francisco y Jacobo Florentino, así como el montañés Jerónimo Quijano, hizo que los dos primeros cuerpos de la construcción sean una obra señera de todo el Renacimiento Español.

 

Los cuerpos superiores son obra barroca del siglo XVIII, según modelos de José López y Juan de Gea, destacando el gran balcón de los conjuratorios que alberga en su interior el que fue relicario del Lignum Crucis. La culminación de la obra en torno a 1790 se hizo según el diseño de Ventura Rodríguez, llegando a ser la segunda torre de catedral más alta de España, lo que la convierte no sólo en la referencia visual del perfil de la ciudad de Murcia, sino también en su eje espiritual.

Tendencia