Síguenos en

MAGAZINE

La Rueda de La Ñora estará completamente acondicionada en primavera

Publicado

el

rueda-de-la-nora

El concejal de Urbanismo y Transición Ecológica, Andrés Guerrero, ha visitado esta mañana las obras de acondicionamiento del entorno de la rueda de La Ñora, que cuentan con un presupuesto de ejecución de 323.000 euros y estarán finalizadas previsiblemente durante la próxima primavera.

Guerrero ha explicado que se trata de una actuación integral que permitirá poner en valor este histórico monumento. “El acueducto y rueda de la Ñora es un enclave de máximo valor patrimonial por la importancia del monumento. Además, de una manera singular, varias de las rutas de la Huerta se cruzan en este entorno, que constituye asimismo un nudo principal de la red de riego, por nacer aquí dos nuevas acequias: Alfatego y Churra la Vieja, a partir de la Mayor de La Aljufía”, ha señalado Guerrero.

Así, este proyecto consiste en la adecuación del entorno de la rueda de La Ñora, con el objetivo de llevar a cabo las obras y las actuaciones convenientes para, a través de la reorganización del espacio público (calzada, aceras y zonas ajardinadas), crear un entorno de calidad urbana y paisajística alrededor del monumento, que favorezca un mejor disfrute y comprensión del mismo por parte de los visitantes y vecinos, así como una mejor integración de este enclave con la estructura presente y futura de caminos y sendas de la Huerta de Murcia, y sus valores paisajísticos y culturales.

Obras que se están ejecutando

– El paseo: creación de un paseo peatonal arbolado que conecte la pedanía con el monumento mediante la sustitución de la banda de aparcamiento y acera actuales por una nueva acera y un parterre lineal arbolado para sombrear el paseo. Se mantendrá un carril único para el tráfco rodado hasta la salida del ámbito de actuación, con lo que se eliminan los graves estrangulamientos al paso peatonal actuales.

– El jardín provisional del acueducto: creación de un jardín provisional paralelo al acueducto, ampliando el actual y retirando las edifcaciones y tapias existentes. Este espacio se entiende como un área de reserva arqueológica que permitirá plantear futuras excavaciones para conocer la parte enterrada del monumento Gracias a la suma de estas dos acciones se podrá recuperar en gran medida la situación original del acueducto como elemento aislado rodeado de un entorno no edifcado.

– La plaza: Unificación del espacio central. Se demuele la tapia que linda con el espacio de servidumbre de la acequia de Churra la Vieja, aumentando de manera muy notable la dimensión y calidad del espacio y conexiones que va a convertirse en antesala del monumento. Se eleva la calzada a nivel de la acera mediante una rampa y se unifica a partir de aquí el material de pavimentación (adoquín) para advertir al conductor del vehículo de que entra en una plataforma de convivencia con el peatón, en el que los usos se irán distinguiendo según el tratamiento del pavimento. Con esto se logrará una gran sensación de integración y amplitud.

La plaza constituye el espacio central de este proyecto. Se trata de un suelo continuo de adoquín con una plantación de cuatro árboles de gran porte (almeces) que la protegen del sol en verano, permitiendo su entrada en invierno. Es aquí donde se van producir los encuentros y eventos de mayor número de asistentes, como son los inicios de las visitas en grupo, pequeñas actuaciones y celebraciones, etcétera. Para facilitar este uso se va a crear una pequeña grada escalonada de adoquín y mármol blanco, rematada con un macetero elevado. El jardín sobre este macetero culmina la plaza con un fondo de perspectiva atractivo que, además, ocultar parcialmente la medianera de la vivienda colindante.

– Acequias: Hacer visible y poner en valor el nudo de acequias que se produce en este entorno es uno de los objetivos principales del proyecto. Por ello, se crearán cauces abiertos en las dos acequias que pasan por debajo del ámbito de intervención, actualmente ocultas. Se propone para ello una sección mixta, con base de canal de hormigón armado por donde circula el agua, y remate de tierra en talud quebrado vegetalizado con especies de ribera y con protección de barandilla quitamiedos. Al inicio de estos tramos se colocará, sobre la valla, un cartel indicando el nombre de cada acequia (Alfatego y Churra la Vieja). El tramo desentubado de Churra La Vieja tiene una importante presencia en la plaza, con la que se integra creando un entorno que fuye con naturalidad hacia la senda verde. El tramo desentubado de la acequia de Alfatego linda al norte con la valla medianera de un vecino, y al sur con el jardín de usos tradicionales.

– Jardín de usos tradicionales: entre el margen derecho de la acequia destapada de Alfatego y la acera de la calle Rueda se creará un pequeño jardín triangular de confguración sencilla. Las especies elegidas para esta envolvente le añadirán la condición de pequeño jardín etnobotánico.

– Senda verde: sobre el tramo en que se mantendrá entubada la acequia de Churra La Vieja, se realizarán exclusivamente tareas de jardinería que consistirán en acondicionar el espacio creando un sendero enmarcado por vegetación autóctona de ribera. En el futuro, este sendero podría prolongarse convirtiéndose en uno de los ejes vertebradores del paisaje, conectando pedanías, monumento y rincones singulares de la huerta.

Seguir leyendo
Advertisement
Click to comment

Tendencia