Síguenos en

MAGAZINE

Estafados por la voluntad de Dios, ya la venta

Publicado

el

lantia_cover_63624b789cfac_360

Estafados por la voluntad de Dios es la novela de reciente publicación, inspirada en hechos reales, que saca a la luz la dramática y sobrecogedora realidad en la que los miembros de una secta son obligados a vivir. Y lo hace a través de una intrigante y vertiginosa trama, que cautiva a quien se adentra en sus páginas sin dejar lugar alguno al aburrimiento o al cansancio durante su lectura.

La obra, desde su mismo comienzo, sumerge a sus lectores en la preparación de un despiadado y sanguinario acto terrorista utilizando una furgoneta bomba, que será colocada junto a un edificio en el calculado momento en que la cúpula directiva de la secta y sus fundadores permanezcan en él reunidos.

La aparición de una mujer llamada Victoria, enloquecida por el amor a un hombre, y entre quienes se interpone otra mujer que pertenece a la cúpula de la secta, impulsará a Victoria a urdir el salvaje y descabellado ataque para hacer desaparecer de la faz de la tierra a la mujer que se interpone entre ella y el hombre del que se ha enamorado realmente por primera vez en su vida.

Victoria, enajenada por la temida frustración de su amor y con el juicio trastornado por completo encuentra, en algunos antiguos miembros de la secta que consiguieron escapar de ella, a los cómplices perfectos para llevar a cabo su anhelo destructivo, y se aprovechará de ellos, de su odio y de su sed de venganza, incitándoles a perpetrar un macabro y pavoroso ajuste de cuentas, convenciéndoles de que no se resignen, sin más, a cargar en sus vidas con las secuelas que la secta les dejó en su situación económica y su patrimonio, en su familia, en su salud física y mental, en las expectativas académicas y profesionales, en los noviazgos y los futuros matrimonios; y también en los imborrables recuerdos que no dejan de enturbiar sus vidas con una permanente congoja de la que parece imposible liberarse…, salvo eliminando a los culpables de sus desdichas en un particular «ojo por ojo y diente por diente».

La cantidad de explosivo que se pretende utilizar en el atentado provocará la demolición del edificio por la potentísima onda expansiva: quienes estén en el inmueble morirán despedazados o aplastados por los escombros. Junto al explosivo se va a colocar un enérgico potenciador de la combustión, lo que causará que resulten abrasados vivos los que no perezcan de forma inmediata tras la explosión.

A lo largo del relato, de forma simultánea y en paralelo a los preparativos del ataque con la mortífera furgoneta, va desvelándose el proceso de captación de nuevos miembros por los tentáculos de la secta, siempre a una edad muy temprana en la que la personalidad está aún por formarse; se describe la imagen idílica y paradisíaca que se ofrece con la falsa promesa de vivir en un edén en el que reinan el amor, la felicidad y la ausencia de preocupaciones; y se relata sin ambages la vida de privilegios, caprichos y ocurrencias de los fundadores de la organización sectaria en contraste con la anulación de la voluntad, el sometimiento, la vejación y el trato degradante de quienes han sido absorbidos por ella.

Booktrailer de Estafados por la voluntad de Dios

 

Por muy increíbles, extravagantes o demenciales que parezcan los hechos narrados en esta novela, éstos fueron realmente vividos por su autor, y por las personas con las que tuvo contacto mientras fue testigo directo de las situaciones dantescas y aberrantes que la secta les imponía sin el más mínimo escrúpulo ni miramiento. La edad a la que esas personas, incluyendo el propio autor de la obra, fueron maliciosa y astutamente fascinadas, entusiasmadas y seducidas oscilaba entre los catorce y los veintipocos años. La minoría de edad no fue impedimento para que sus familias les dejaran marcharse a residir en los locales de la secta, y ello gracias a la impecable imagen que ofrecía esa organización a espaldas de la realidad que en ella se vivía. Queda bien patente en la obra cómo las sectas no dudan en utilizar el secreto, el hermetismo, la ocultación y el enmascaramiento como poderosísimos aliados para asegurar su doble vida.

Estafados por la voluntad de Dios es una narración alejada de lo melindroso, edulcorado y políticamente correcto; incluso es posible que resulte incómoda o controvertida para alguien con profundas convicciones religiosas, o que pertenezca a alguna entidad que se asemeje, en alguna u otra medida, a la que se describe en sus páginas.

Pero, en cualquier caso, es el propio autor quien afirma en el prólogo de la obra que: «Estafados por la voluntad de Dios no pretende ser, en lo más mínimo, un libro dogmático con pretensiones de afirmaciones de verdad absoluta e irrebatible. Al contrario, los acontecimientos que se narran y los sentimientos de sus personajes dejan a quien lea estas páginas en plena libertad para identificarse con cualquier opción de fe, creencia o convicción personal».

En consecuencia, la férrea y unánime voluntad, a lo largo de la novela, de quienes planean el letal ataque va a perfilarse con diversos matices, al tener que enfrentarse a misteriosos elementos de enigmática interpretación, que algunos de quienes van a perpetrar la masacre percibirán como la propia intervención de Dios, otros los sentirán como diabólicos o movidos por fuerzas desconocidas, o bien como el fruto de la casualidad o la mera coincidencia, e incluso como lo que no se sabe o lo que la lógica impide explicar. Todo ello culminará en un desenlace inesperado, que dejará atónitos y desconcertados a los propios personajes de la novela, que compartirán con quien se haya lanzado a leerla los profundos interrogantes que a todo ser humano se le plantean alguna vez en su vida.

El autor de la obra concluye su prólogo, por tanto, sosteniendo que: «Al final, seréis vosotros, estimados lectora o lector, los que veréis reflejadas en esta obra algunas de vuestras propias certezas y consideréis el resto como equivocadas, o quizás continuéis con la incertidumbre que se desprende de la imposibilidad racional, a falta del don de la fe, de saber qué es lo verdadero y qué es lo erróneo.»

 

Biografía

fotoautor628ca1bd627fba128586_menorresolucion

José María Sánchez Olivares es licenciado en Filología Hispánica, Derecho y Ciencias Políticas y de la Administración. Cuenta con los másteres en Enseñanzas Aplicadas para la Gestión de las Administraciones Públicas y en Investigación Avanzada y Especializada en Derecho. Ha desarrollado su carrera profesional, en diversas administraciones, como técnico superior, asesor jurídico y, finalmente, asesor de publicaciones. Su primera novela, Gracias a mi hijo, tuvo una excelente acogida por parte de sus lectores. Con esta segunda obra, Estafados por la voluntad de Dios, espera hacer disfrutar y evadir temporalmente de la realidad a quienes se adentren en su lectura y dejar el mismo buen recuerdo que al despertar de un agradable sueño, aunque, como todos los sueños, albergue manifestaciones recónditas y enigmáticas.

Puedes contactar a José María Sánchez Olivares en sus redes sociales:

Instagram

Facebook

Linkedin

Comprar aquí

cartelya-a-la-venta-4074641-3

Seguir leyendo
Advertisement
Click to comment

Síguenos

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Tendencia