Síguenos en

Hogar

Decorar el dormitorio a la última mientras se aprovecha el espacio

Publicado

el

sofa

Soluciones originales y bonitas para ganar orden

Independientemente de si la habitación es grande o pequeña, hay soluciones para sacar partido al espacio disponible. Principalmente cuando encontramos la forma de convertir un valioso hueco en un espacio para guardar cosas. 

Tal es el caso de una cama con canapé o de un pie de cama baul perfecto para aprovechar el espacio que se tiene a los pies de la cama, siendo un banco en el que poder sentarse, dejar preparada la ropa del día siguiente o un lugar en el que apoyar libros o mantas por ejemplo, y también el lugar idóneo en el que almacenar zapatos, sábanas o cojines. La clave es que ayuda a sacar provecho al espacio mientras que cumple una doble función: práctica y decorativa. Una vez que se descubren las maravillas de este espacio extra, es difícil prescindir de él. Un banco o baúl pie de cama es la opción más confortable para vestir la cama.

Dar un toque especial al dormitorio

El cabecero de cama también tiene muchas posibilidades, sobre todo decorativas pero también puede dar mucho juego cuando se integra con las mesitas de noche o incluye una balda para depositar objetos. 

El cabecero es muy funcional porque aporta estilo y diseño al dormitorio ya que queda integrado con el resto de la decoración y es un elemento muy valorable por su aporte decorativo porque se puede personalizar su tapizado; y ayuda con la insonorización del dormitorio y como una manera de preservar la pared que se encuentra en ese lado de la cama y convertirla en el foco central de la estancia. El cabecero es clave para aportar estilo.

Los cabeceros y los pies de cama son los complementos perfectos para decorar un dormitorio. Pocas cosas hay más elegantes que un cabecero tapizado liso en un tono neutro y a juego con el banco a los pies de la cama. 

sofa1

El refugio más personal de la casa

Un lugar en el que tenerlo todo ordenado y a mano crea un ambiente más relajado que invita al descanso. Y sin necesidad de reformas ni grandes cambios de mobiliario, sino con un toque que marca la diferencia entre lo simple y lo personalizado. Sólo hay que saber combinar el cabecero y el baúl o banco a pie de cama para crear una armonía. 

Si por ejemplo el cabecero es tapizado, que aporta sensación de calidez, es tan sencillo como jugar con el color de los cojines o la colcha. No todos son iguales. Lo ideal es partir de un tono neutro para cabecero o banco que encaje con todos los estilos y a partir de ahí definirlo con pinceladas de contraste de color. 

Y hay para todos los gustos: desde ambientes clásicos con tonos crudos, delicados y románticos a otros más actualizados y modernos con colores llamativos. Pero conviene renovar de vez en cuando el cabecero. Porque los diseños evolucionan así como los materiales, pero los cabeceros siguen siendo el elemento más destacado en la decoración del dormitorio. 

El dormitorio debe ser acogedor, cálido y cómodo

Para lograr una estancia más cálida y confortable hay que completar el dormitorio haciéndose con un cabecero que combine estilo, practicidad y un buen precio; e incluir un banco a pie de cama o una butaca en un rincón. En cuanto al cabecero, conviene tener en cuenta que uno tapizado va a ser mucho más cómodo que uno que no lo sea. Pensar en detalles así es la forma de ganar en comodidad y utilidad eligiendo las piezas adecuadas. 

 

Seguir leyendo
Advertisement
Click to comment

Tendencia