Síguenos en

MAGAZINE

Cómo evitar la fatiga visual por el uso de dispositivos electrónicos

Publicado

el

Cada vez son más los dispositivos existentes, entre los que se incluyen aquellos destinados a la reproducción de música (con juegos incorporados, lo que hace que se pase más tiempos con ellos), aquellos creados únicamente para la lectura y por supuesto, el resto de dispositivos informáticos como ordenadores, tablets o smartphones. El hecho de que cada vez mayores en número y más accesibles, hace que los consumidores estén cada vez más expuestos a ellos.

La vida se ha informatizado, y con ella los hábitos, pasando cada vez más tiempo frente a estas pantallas.

Por un lado, decir adiós al papel tiene sus ventajas, pero esta también pasa factura a los ojos. Estar centrado en un punto fijo durante muchas horas acaba siendo perjudicial y es importante ser consciente y responsable del uso que se hace de estos dispositivos si se quiere preservar la salud visual durante el máximo tiempo posible. De este modo, tecnología y salud, se hacen compatibles.

¿Cuándo es el momento de parar?

Lo mejor no es parar cuando se empiezan a notar los síntomas de fatiga visual, sino hacerlo antes de que estos aparezcan, ya que llegado el caso ya se habrán agotado, de cierto modo, los ojos. Así, siempre es mejor evitar daños, y para ello la solución es muy sencilla: hacer pausas y alejarse de la pantalla.

Entre los síntomas del Síndrome de Fatiga Visual destaca la visión borrosa y el dolor de cabeza en zonas de la frente o cabeza, así como también enrojecimiento de los ojos, picor de los mismos o sequedad ocular entre otros.

Los síntomas pueden ser muy variados pero si se relaciona un malestar con la exposición a cualquier tipo de pantalla, es fundamental consultar con un oftalmólogo.

Estos síntomas se producen porque se parpadea menos al dejar la mirada fija en la pantalla, observando lo que acontece en ella, de modo que el ojo pierde humedad y aparecen las molestias comentadas. Por otro lado, el ojo se acostumbra a una visión de cerca, lo que hace que este se vaya alargando y se vuelva miope como consecuencia de este cambio morfológico.

¿Cuáles son las mejores características y colocación de una pantalla para la visión?

La pantalla es un agente fundamental a la hora de evitar molestias y problemas derivados en la visión por el uso de dispostivos de forma continuada. En primer lugar, es importante que se reduzcan los brillos, ya que si los presenta en exceso o es una superficie que crea muchos reflejos, influye directamente sobre la fatiga ocular. Esto ocurre porque el ojo requerirá un mayor esfuerzo para poder graduar una percepción con mayor claridad bajo estas circunstancias.

También el tamaño es importante. Evidentemente, con una pantalla más grande todo se verá de un tamaño mayor, lo que facilita la percepción. Por el contrario, con una pantalla pequeña los detalles se ven de un tamaño menor, y por tanto es necesario apuntar más para poder percibir cada detalle.

Igual de importante es el contraste, ya que oscureciendo la pantalla se necesitan más esfuerzos para ver con mayor claridad. El contraste debe ajustarse a la luz del exterior, al misno nivel de importancia que la que proyecta la pantalla. En el ambiente en el que se esté trabajando con una pantalla es importante que exista la suficiente luz y esté situada de modo que no provoque reflejos ni apunte directamente a los ojos. Es por ello que los expertos recomiendan no colocar las pantallas ni de espaldas ni de frente a una ventana, sino de forma perpendicular, dado que la luz entraría de forma lateral y se evitarían los reflejos.

La distancia a la pantalla debe ser de al menos 60 centímetros y la altura de los ojos debe estar por debajo del marco de la misma. Por otro lado, se recomienda alejar la vista de la pantalla cada 30 minutos, mirando a un punto lejano para hacer que el ojo descanse de las cortas distancias y enfoque también a larga distancia, sirviendo de entrenamiento y descanso de la vista.

Niños en riesgo

En el caso de los niños esto es especialmente importante. Ellos están en desarrollo y cualquier fallo puede pasarles factura el resto de la vida. Teniendo en cuenta el acceso que tienen a numerosos dispositivos es fundamental respetar el tiempo de descanso y cuando sea posible, hacerles parar, entreteniéndose con otras actividades.

Seguir leyendo
Click to comment
Advertisement
Advertisement

Tendencia