Aprobada la primera fase de la rehabilitación integral del edificio del Mercado de Verónicas

1-3-2

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy el proyecto para la ejecución de la primera fase de la rehabilitación integral del Mercado de Verónicas. Esta actuación cuenta con un presupuesto de licitación de 3.717.120 euros y que ha sido consensuada con los placeros.

El Ayuntamiento de Murcia acometerá la rehabilitación, modernización y mejora del Mercado de Verónicas, conservando su uso comercial actual en similares condiciones a las que se desarrolla en la actualidad. En esta primera fase del proyecto, se llevarán a cabo los trabajos de rehabilitación integral de fachadas y cubierta, así como la mejora de la envolvente térmica.

Para la financiación de las obras se ha obtenido una subvención de 3 millones de euros de fondos europeos, ya que este proyecto ha sido financiado por el Componente 2 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), en el marco de los Fondos Next Generation, a lo que se suma una aportación municipal cercana a los 800.000 euros.

Esta actuación está enmarcada en el plan del Ayuntamiento para acondicionar el entorno del Mercado de Verónicas, donde está contemplada la peatonalización de una parte del Plano de San Francisco y que el aparcamiento ubicado en la zona pase a ser de gestión pública.

La remunicipalización del parking permitirá ofrecer a los murcianos 427 plazas a precios muy económicos y posibilitará que, nada más entrar a Murcia desde la autovía, los conductores tengan una opción para dejar sus vehículos y poder desplazarse a pie o en transporte público.

Además, el proyecto de rehabilitación de Verónicas forma parte de la estrategia municipal para fomentar la recuperación del patrimonio y contribuir a la rehabilitación de espacios para que los puedan disfrutar todos los murcianos.

El concejal de Turismo, Comercio y Consumo, Jesús Pacheco, explica que “debido a que este programa de ayudas impone un plazo de ejecución muy exigente, debiendo estar acabadas y recibidas las obras el próximo otoño, y con la vista puesta en sacar el máximo partido a esta subvención, el proyecto se ha estructurado en dos fases y se priorizarán en la primera aquellos trabajos ligados a los requerimientos de eficiencia energética, que son a los que va vinculada la ayuda europea”. Para ello, se actuará en las fachadas, en la envolvente térmica y en la cubierta, retirando el amianto que aún existe en la plaza.

La segunda fase se corresponde con la actuación en el interior del Mercado de Verónicas, con el objetivo de devolver su estructura al diseño original. En esta fase y de la mano de los placeros se establecerá el calendario de trabajo para la ejecución de la misma y se realizará la nueva distribución de los puestos de venta, garantizando la existencia del mismo número de puestos que hay actualmente en activo, con mejor accesibilidad y recuperando el carácter monumental del interior de la plaza. A ello también se sumará la actuación en el exterior del mercado, con la peatonalización de parte del entorno del Plano de San Francisco.

 

Respaldo de los comerciantes

Jesús Pacheco destaca que “desde el equipo de gobierno y los placeros se tenía claro que había que actuar sobre Verónicas para que la misma alcanzase el esplendor de antaño, así el diseño del proyecto y las fases de rehabilitación del Mercado de Verónicas ha sido consensuado con los placeros buscando ocasionarles las menores molestias posibles”, aunque, en este primer tramo de las obras, la actuación principal se ejecutará en los exteriores, con la recuperación de las fachadas manteniendo la actividad en el interior de la misma.

Una parte de los trabajos previstos en el presente proyecto de rehabilitación, fundamentalmente, los relativos a la sustitución de la cubierta de amianto, se harán coincidir con el periodo vacacional de los placeros en el mes de agosto ya que van a exigir el cese temporal de la actividad comercial en el interior de la plaza, para poder ejecutar los trabajos en condiciones de seguridad para los comerciantes y clientes.

Por ello, el edil responsable informa de que “se ha establecido un calendario con el que se harán coincidir las obras del desamiantado de la cubierta con el mes de agosto, en el que hay menos actividad en el mercado”.

 

Recuperación de la monumentalidad del inmueble

La rehabilitación del Mercado de Verónicas permitirá recuperar la monumentalidad de este inmueble histórico, cuyo primer proyecto corresponde al realizado por el arquitecto José Belmonte en 1850. El

edificio se ubica en una zona de protección de la normativa municipal del Plan Especial del Conjunto histórico-Artístico de Murcia (PECHAM), al estar localizado en el entorno BIC del Paseo del Malecón y del Puente Viejo.

Esta plaza se ubica en el denominado Plano de San Francisco, donde da su fachada sur, y con fachada trasera (norte) a la calle Verónicas, de carácter peatonal. Además de estar integrado en el casco histórico de la ciudad de Murcia, dado que su emplazamiento está colindante a la antigua muralla islámica, junto a la desaparecida puerta de la aduana.

El edificio se transformó en 1977, añadiéndole una planta interior intermedia, pero manteniendo el diseño exterior con reparación de los zócalos de piedra rojiza sustituida por piedra artificial y cemento. La última rehabilitación de fachadas y cubiertas fue en 1994, en el que se trataron los zócalos para favorecer la transpiración y eliminar humedad capilar.

La superficie en planta del Mercado de Verónicas es de 1.891,43 metros cuadrados, aunque la superficie construida total es de 3.697,04 m2. El edificio tiene cuatro accesos, uno por cada fachada, y la cubierta, realizada a dos aguas, consta de un lucernario longitudinal que además permite la ventilación.

Estructuralmente, el edificio original consta de 22 pórticos paralelos constituidos por cerchas metálicas de sustentación de la cubierta y que apoyan sobre las pilastras de ladrillo macizo que se integran en las fachadas norte y sur, alternando con las grandes celosías semicirculares de las mismas. Con esta rehabilitación, la principal plaza de abastos de Murcia recuperará su majestuosidad, volviendo a sus orígenes y recuperando la esencia con la que fue diseñada hace cerca de dos siglos.